¿Por qué es difícil controlar un incendio forestal?

En la pasada publicación de nuestro blog hablamos sobre los incendios forestales y la necesidad de poner medidas para evitar que se inicien. La prevención es muy importante ya que, una vez que el incendio forestal ha empezado va a ser muy complicado extinguirlo. Pero, ¿por qué se trata de una labor tan difícil de conseguir?

Las altas temperaturas unidas a las baja humedad y el viento son las condiciones perfectas para que un incendio se extiendan. Es conocida la llamada regla de 30-30-30.  30 grados o más de temperatura, unido a 30 km hora o más de viento y menos del 30% de humedad.

Y es que las altas temperaturas, unidad al a las hierbas secas, el sotobosque y la resina de los árboles pueden hacer que se inicie un incendio muy difícil de controlar. El fuego iniciado por una colilla o por el culo de una botella hace que la hierba seca arda creando una radiación infraroja que aumenta su extensión. Cuando el fuego entra en contacto con la resina de los árboles su control se vuelve una lucha imposible.

De este modo es importante que si decidimos disfrutar del verano y la naturaleza recordemos recoger todos los deshechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*