¿Qué hago si sufro un incendio en mi coche?

Los incendios en vehículos no son tan raros, como les puede sonar a aquellos que nunca les ha sucedido. Principalmente, en verano este tipo de sucesos suelen incrementar a razón de las altas temperaturas. Desde Extintores Bellido te aconsejamos que siempre tengas a mano en tu vehículo un extintor.

Cuando se manifiesta un incendio en tu vehículo, lo primer que debemos hacer es mantener la calma como en cualquier otro incendio. Debemos actuar de manera rápida y eficaz.

El coche rara vez explota nada más originarse el fuego. Tenemos un margen de maniobra para actuar.  Hay que intentar controlar el fuego lo más rápido posible para que no ocurra una tragedia.

El tipo de extintor que se recomienda llevar en los vehículos es el de base de agua, aunque también valen los de polvo, espuma o  CO2. En el caso de estos últimos, cabe destacar que no se pueden dirigir a personas, ya que proyectan una temperatura muy baja y se podría herir gravemente al individuo.

¿Dónde coloco mi extintor?

El lugar perfecto es debajo del asiento del conductor. Así, en el hipotético caso de que haya que proceder a usarlo, solo necesitaríamos un par de segundos para cogerlo.

Antes de accionar el extintor, debes colocarte en la posición ideal para apagar el fuego porque el contenido de estos se acabará en escasos 20 segundos. Apunta directamente al fuego y no lo malgastes.

Presta especial atención al humo porque la quema de la tapicería o de los materiales sintéticos expulsan gases muy tóxicos. El humo puede ser tan peligroso como el fuego.

Si hay coches colindantes al tuyo, el calor que emite tu vehículo puede desencadenar una reacción en cadena.

Siempre, siempre protégete. Antepón tu seguridad y la de los tuyos antes que salvar la vida de algo material.

¿Mi extintor está bien?

A veces nos surge la duda de si debemos cambiar el extintor aunque no lo hayamos usado. En este caso, no es necesario cambiarlo pero sí debemos asegurarnos de que se encuentre en bues estado y esté listo para usarlo en el caso de que sea necesario porque se nos presenta una emergencia.

¿Cómo saber si mi extintor está en buen estado?

Con los seis sencillos pasos que te detallamos a continuación podrás descubrir por ti mismo si tu extintor aún te sirve o, si por el contrario, debes cambiarlo o arreglarlo.

  • El primer paso es revisar la fecha de caducidad. Como ya sabemos, los extintores al igual que muchos productos, caducan. Debemos revisar la etiqueta donde indica cuando perece el extintor. Verifica si el tuyo aún está vigente.
  • Confirma que la manguera está en buen estado. Para ello, debes inspeccionar que la manguera del extintor está en buen estado. Es decir, que no presenta ningún tipo de fractura, grieta o agujero. Si la manguera está dañada, deberás ponerte en contacto con el fabricante o con tu centro de reparación, Extintores Bellido.
  • El medidor de presión es el tercer indicativo que debemos de analizar para saber si aún podemos utilizar nuestro extintor.  Para ello, hay que observar si la aguja apunta a la zona verde, lo que indicaría que el extintor está en buen estado. En el caso de que no sea así, sería necesario adquirir uno nuevo.
  • También debes comprobar que el pasador de seguridad que presentan todos los extintores no contenga signos de desgaste o, en su defecto, que se encuentre aflojado. Si consideras que el pasador no está en condiciones óptimas, deberás remplazar el extintor.
  • ¿Te ha fijado si tu extintor presenta abolladuras? Examina el cilindro, si notas algún tipo de irregularidad, de abolladura o de corrosión debes automáticamente desechar ese extintor y obtener uno nuevo para evitar cualquier tipo de accidente. Repite el mismo proceso con la boquilla del artilugio.
  • ¡OJO! Si el extintor ya lo has utilizado no te la juegues y cámbialo lo antes posible. Indistintamente de lo mucho o poco que lo hayas usado. No obstante, en algunos casos los extintores se pueden rellenar asegurarte de que la etiqueta sigue en vigor y cerciorarte bajo el punto de vista de un profesional, como nuestro equipo de expertos Extintores Bellido.

Si después de seguir todos estos pasos de manera minuciosa, tu extintor sigue a punto para ser usado, debes realizarle un mantenimiento cada 3 meses.

 

Descubre lo más importante de las mangueras contra incendios

Las mangueras contra incendios son un elemento indispensable para sofocar el fuego. Su uso se debe limitar a profesionales , como es el caso de los bomberos.

Las mangueras se tratan de un tubo con gran flexibilidad que traslada el agua de alta presión desde una fuente de suministro hasta el incendio. El tubo interior de la manguera está fabricado con neopreno sintético protegido por una capa exterior de fibras continuas de 100% poliéster y un refuerzo textil.

Gracias a sus materiales, las mangueras contra incendios permiten ser manejadas fácilmente. Además, son impermeables, como cabe de esperar.  Aquellas cuya distancia abarca los 10 y 15 metros de longitud, presentan una peculiaridad añadida y es que son resistentes a la abrasión y al moho, gracias a los componentes de poliéster que la integran.

Causas y daños de las mangueras contra incendios

A pesar de que las mangueras contra incendios son herramientas propias diseñadas para combatir el fuego, también pueden sufrir daños, como:

  • Mecánicos
  • Térmicos
  • Orgánicos
  • Químicos

El desgaste o la mala praxis pueden ser los causantes de su corta vida.

Para utilizarla, solo hay que saber estos cuatro pasos, ¡atento!:

  • Abrir la puerta del BIE
  • Abrir la llave de paso del agua (válvula)
  • Desenrollar la manguera
  • Sujetar la lanza o boquilla para evitar que, a causa de la presión, empiece a dar bandazos y pueda herir a alguien, y dirigir el chorro hacia el fuego.

¿Necesitas ayuda, o estás buscando una empresa suministradora de herramientas de calidad para combatir el fuego? Extintores Bellido somos la solución.

¿Cómo apagar un incendio?

¿Sabes todo de los siguientes elementos contra incendios?

  • Rociadores de agua. Deben estar conectados a un sistema de abastecimiento de agua. Están formados por: una válvula de control general, tuberías de distribución y rociadoras que se abren automáticamente cuando presienten una temperatura elevada en el ambiente gracias a los sensores de detección termosensibles que llevan incorporados. Cuando se abren, el agua sale a presión en forma de ducha.

Cómo mantenerlos: es necesario acudir a una empresa especializada como Extintores Bellido.

  • Extintores portátiles. No deben superar los 20 kg de peso. Deben estar colocados lo más próximos al suelo posible.

Cómo mantenerlos: es necesario realizar 4 revisiones anuales por empresas especializadas como la nuestra. Cada 5 años, someterlo a una prueba hidraúlica. Actualizar la etiqueta con la fecha de cada revisión realizada.

¿Qué tipos de fuego existen y qué agentes extintores se utilizan?

Para combatir un incendio, es crucial saber a qué tipo de fuego nos enfrentamos y qué tipo de extintor se debe emplear para extinguirlo.

  • Sólidos – Fuegos de clase A producidos por la combustión de madera, papel  cartón. Se debe emplear agua para disminuir la temperatura. Extintores Clase A (extintores de agua), ABC (compuestos por polvo químico seco) o AB (Agua y espuma).
  • Líquidos – Fuegos de clase B provocados por la combustión de gasolina, pinturas o disolventes.  Se debe eliminar el oxígeno o interrumpir la reacción provocada por la combustión.  extintor BC (extintores de CO2) o AFFF (elementos de flúor, hidro carbonatados y sales ignífugas).
  • Gases – Fuegos de clase C originados por la combustión de gas natural, butano o propano.  No usar extintores acuosos porque conducen la electricidad. El dióxido de carbono o CO2 es altamente eficaz.
  • Metales – Fuegos de clase D cuya fuente de origen han sido metales activos combustibles como sodio, magnesio, potasio o aluminio. Emplear polvo químico seco a base de borato de sodio.
  • Aceites y grasas – Fuegos de clase K, principalmente derivados de las grasas y los aceites de las cocinas. Emplear:  soluciones acuosas de acetato de potasio.