Materiales ignífugos para casa

Uno de los elementos prescindibles para la tranquilidad hogareña es un buen sistema de protección contra incendios que nos ayude a defender nuestras viviendas de algún posible fuego.

Además de detectores de humo y alarmas, otras medidas de seguridad con el fuego incluyen los materiales ignífugos y de aislamiento.

Los materiales ignífugos son todos los que resisten y soportan bien los incendios. Se utilizan como base para elementos del hogar. De esta manera su principal cometido es detener la llama para que no prenda y proteger las estructuras que lo recubren. De este modo el fuego no deteriora tanto la casa y esta no sufre daños estructurales que requieren obras o reconstrucciones.

Hay una gran variedad de materiales para proteger nuestro hogar.  En primer lugar, lana de roca, excelente como aislamiento contra el fuego y aislante térmico en general. La lana roca es uno de los mejores materiales que, además, nos ofrecerá protección acústica.

El hormigón es otro de nuestro aliado para resistir el fuego, es incluso más resistente que el acero. La presencia de este elemento garantizará la mayor resistencia posible hasta la extinción del incendio.

Nuevas normas para la señalización contra incendios

La nueva Norma UNE 23033-1:2019 incorpora también otras modificaciones importantes, que se resumen en los siguientes puntos:

  • Incorporación de criterios de diseño. Para que las formas, colores y tamaños de la señalización estén perfectamente definidos.
  • Aumento del catálogo de señales de protección contra incendios. Se regularizan sistemas que carecían de señalización normalizada.
  • Eliminación de señales de evacuación. La Norma UNE 23034, actualmente en revisión, incorporará de forma exclusiva este tipo de señalización.
  • Regulación de balizamientos de seguridad. Para un mayor grado de visibilidad de los sistemas de protección contra incendio, y para el marcaje de áreas o superficies.
  • Inclusión de anexos normativos. Se regula la señal de hidrante y el cálculo del tamaño de la señalización en función de su distancia de observación.
  • Inclusión de anexos informativos. Se aclaran los criterios establecidos sobre los colores de seguridad, se muestran algunos ejemplos de los mismos, se incorporan parámetros de visibilidad de la señalización en función de su altura de instalación, se muestran ejemplos de señales complementarias de instrucciones y textos, y ejemplos de identificación de accesos para bomberos en fachadas de edificios.

En definitiva, se trata de un documento mucho más completo que el anterior, que además de actualizar la señalización contra incendios para su unificación a nivel Europeo.

Elementos de protección contra incendios

Uno de los elementos más importantes para evitar los incendios es la precaución pero hasta en algunos momentos el ser humano puede despistarse y producirse un incendio o simplemente puede que sea  ajeno a él por el fallo de un sistema o maquina. En ese momento tenemos que hablar de elementos que puedan evitar el incendio o al menos favorecer que no se expanda de manera veloz por otros lugares.

Sobre los elementos de seguridad podríamos dividirlos en activos y pasivos. En el primer caso hablamos del conjunto de medios, equipos y sistemas instalados para alertar sobre un incendio e impedir que este se propague evitando las perdidas y los daños. Algunos de estos objetos son sistemas de detección y alarmas de incendio, extintores, bocas de incendios, sistemas de abastecimiento de agua contra incendios…etc

Podemos dividir los elementos activos en tres categorías. Detección como los detectores de humo, llamas y calor podremos tener un aviso del fuego gracias a las señales enviadas. Por otro lado, la supresión del fuego con aparatos como los extintores que nos ayudaran a extinguir el fuego y, por último, la ventilación mecánica para mantener libre de humo las rutas de evacuación y otras zonas específicas.

Medidas básicas para la prevención de incendios

Cada cierto tiempo Extintores Bellido quiere recordaros unas medidas básicas para la prevención de incendios tanto en nuestros hogares como en otros lugares como el trabajo. En este blog os daremos unas pautas sencillas y fáciles para evitar males mayores.

  1. Los aparatos eléctricos no deben estar cerca de combustibles que puedan producir algún tipo de fuego.
  2. No sobrecargar los enchufes. Si utilizas elementos como ladrones, alargaderas o regletas para poder conectar varios aparatos en un mismo punto, consulta con los expertos para que te aconsejen sobre la mejor manera de hacerlo.
  3. Si detectas algún tipo de problemas en las instalaciones eléctricas o en los elementos de protección u otras de este tipo, consulta siempre a los responsables del área donde vayas a realizar el trabajo ya que es muy posible que debas tomar precauciones especiales por si es una zona con un alto riesgo de incendios o de explosiones.
  4. Si fumas intenta usar siempre ceniceros o algún elemento para que las colillas queden totalmente apagadas. En ningún caso tires una colilla a algún lugar cercano con papel. Respeta las señales de prohibición.
  5. Si manipulas productos inflamables, extrema la precaución, lee las instrucciones de uso y la ficha de seguridad del producto.