Las siete capas de seguridad contra incendios (II)

En el anterior blog hablamos sobre la protección que debe tener un edificio para evitar incendios. En primer lugar, nos corresponde a nosotros evitar los incendios a través de la prevención. Lee el blog anterior si no lo has hecho. ¡Seguimos con las otras capas!

Detección

Si no hemos tenido la prevención para evitar un posible fuego no está todo perdido. El fuego, por lo general, tarda en asentarse y volverse peligroso: se puede evitar. En este momento hablaríamos de  la detección del fuego. El humo o algún olor a quemado puede avisarnos del fuego lo suficientemente antes para evitar el problema.

Si nuestros sentidos no nos avisan siempre hay alarmas de humos y detectores. Son vitales para permitir la evacuación oportuna. Se recomienda la instalación de detectores de humo dentro de cada habitación, fuera de cada área de dormir y en cada nivel de todo el edificio residencial.

En edificios más grandes, las alarmas deben interconectarse para alertar a todos los ocupantes del edificio, los cuales deben asegurarse de tener las alarmas de humo estén colocadas correctamente, tienen el número suficiente y funcionan correctamente. Más formas de evitar en nuestro siguiente blog.

Las siete capas de seguridad contra incendios (I)

simulacro de incendio

Durante los últimos años los requisitos a la hora de construir un edificio han aumentado. Todo ello ha originado que haya descendido las muertes por incendio en Europa desde hace 30 años. Sin embargo, todavía queda mucho que trabajar. En el blog os contamos las capas de protección con la que cuentan los edificios.

Prevención

La mejor forma de que no se produzca un incendio es llevar las medidas de seguridad apropiadas para evitar uno, es decir, como dice el dicho “prevenir antes que curar”. Solo las mejores técnicas aprendidas por los humanos pueden hacer que la prevención de un incendio sea posible. Y, ¿cuáles son estas? Entre ellas están el evitar fumar, controlar los enchufes y que no haya líquidos cercanos, cuidar la cocina en todo momento puesto que es la zona que más peligro tiene de que aparezca algún fuego.

En 2018, el Parlamento Europeo adoptó un proyecto piloto con el propósito de mejorar la recopilación de datos y hacer estadísticas, teniendo en cuenta las principales causas y los factores de riesgo de incendios en edificios y abordar las áreas clave de preocupación con productos específicos. En el siguiente blog seguiremos hablando de otras formas de evitar incendios.

Mantén tu negocio a salvo de incendios

Todo propietario de una oficina, local o tienda tiene el temor a que su negocio se vea involucrado en un incendio y sea arrasado por las llamas.

Si te preguntas cómo mantener tu negocio a salvo de los incendios, sólo tienes que seguir una serie de pautas formativas que os explicamos a continuación:

En primer lugar, es fundamental cumplir la normativa vigente en todo momento que está recogida en el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI): Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios. (B.O.E.139 del 12/06/2017).

En segundo lugar, debemos encargarnos del correcto mantenimiento de las instalaciones y del equipo de trabajo. Esto es muy importante, sobre todo, si utilizamos maquinaria industrial puesto que debe estar correctamente verificada y limpia.

Por otra parte, como propietarios, es conveniente promover talleres de prevención de riesgos laborales específicos y orientados a la prevención de incendios. Al mismo tiempo, se debe vigilar adecuadamente que el equipo de trabajo cumpla con los criterios de seguridad y calidad.

También se debe tomar las medidas pertinentes fuera de lo que es el ámbito del negocio, como, por ejemplo, en los vehículos de empresa. Para ello, la Orden de 27 de julio de 1999 establece qué vehículos están obligados a llevar un extintor.

Blogs recomendados por Extintores Bellido

El verano es una de las estaciones del año que más actividades se hacen al aire libre, un a barbacoa para celebrar un cumpelaños o simplemente para pasar un rato con los amigos, un paseo por el monte. Todas ellas son divertidas, amenas y generalmente son motivo de desconexión pero como resultado de ellas puede surgir un grave problema: un incendio.

“Por qué hay más riesgo de incendio en verano” Es una de nuestras entradas de blog, en donde encontrarás información muy útil para saber por qué el verano entraña más riesgo para que se produzca un incendio. ¿Lo más importante? Que existen varios factores que pueden provocar la aparición de incendios como son: la temperatura, la sequedad del ambiente y la actividad humana que es mayor en el entorno natural.

Una actividad que también suele realizarse mucho durante ésta época del año son las barbacoas, comer al aire libre rodeado de gente y con un ambiente distendido, pero, siempre hay que estar muy pendiente del fuego y de la barbacoa. En la entrada del blog “Consejos para evitar un incendio mientras disfrutamos de una barbacoa” encontrarás algunos consejos para disfrutar sin peligro.

Las hogueras también es una actividad muy realizada durante el verano. Un cielo estrellado, buena compañía,  la playa y encendemos una hoguera para poner el punto romántico. Pero ¿realmente sabemos hacer una buena hoguera que no entrañe peligro? En nuestro blog encontrarás un artículo titulado “Consejos para hacer una hoguera” síguelos y no habrá peligro.