Extintor que absorbe las llamas en lugar de soplarlas

Aunque una mayor parte de la población no ha utilizado nunca un extintor, normalmente casi todo el mundo conoce el funcionamiento de uno, arrojando sustancias que sofocan el fuego de cara a evitar que este se propague, existiendo una amplia variedad de tipos en función del tipo de fuego y el material en llamas. Sin embargo, desde Extintores Bellido queremos acercarte un producto diferente, un extintor que absorbe las llamas en lugar de soplarlas.

Este invento, llevado a cabo por el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Técnica de Toyotashi, en Japón, tiene un concepto completamente distinto, y está planteado para acabar con todo tipo de fuegos que se generen en un espacio interior. El VEM, nombre que recibe este extintor según sus siglas en inglés, que hacen referencia Método de Extinción de Vacío, funciona absorbiendo las llamas y los materiales de combustión en el interior de una cámara de vacío, en donde el fuego se apaga debido a la falta de aire.

El sistema fue ideado principalmente para lugares como submarinos o naves espaciales, donde el problema es mayor cuando hay un incendio, debido a la falta de oxígeno. Este tipo de extintor reduce los problemas respiratorios de aquellos que tengan que hacer frente al fuego e incluso elimina la necesidad de una máscara de oxígeno para tratar con el mismo.

Materiales ignífugos

Conos los eventos de Notre Dame todavía en la retina, así como otros incendios, esta vez en la gran pantalla, muy icónicos, como el incendio de la cabaña en la película El Espejo, de Andréi Tarkovski, podemos observar como el fuego puede reducir a cenizas nuestras estructuras sin el más mínimo atisbo de salvación. Sin embargo, esto sucede, en parte, debido a los materiales utilizados, y es que los históricos materiales de Notre Dame o la madera de la cabaña rusa de la película, son material que puede arder fácilmente, algo completamente opuesto a los materiales ignífugos para construcción que queremos comentar desde Extintores Bellido.

Y es que utilizar material ignífugo para la configuración de nuestros edificios es algo elemental, que puede ayudar a salvaguardar nuestro patrimonio, así como a proteger vidas. 

Uno de los materiales más utilizados en construcción son los paneles lana de roca, que debido a la naturaleza inorgánica de las lanas minerales provenientes de roca volcánica que la forman, se trata de un material ignífugo, algo que le ayuda a contener incendios, protegiendo del fuego, así como ofreciendo elasticidad a la estructura e insonorización tanto interna como externa. 

Además de este tipo de paneles, otros materiales ignífugos como las espumas ignífugas de poliuretano, a través de su carácter autoextinguibles, también ofrecen numerosas ventajas a la hora de enfrentarse al fuego. Y es que combinar estos elementos con otros muy usados y resistentes al fuego como el hormigón, el ladrillo, el estuco o el cartón yeso, son combinación que nos protegen frente a posibles incendios.

Tipos de extintores

Cuando hablamos de extintores, es normal que a nuestra mente venga el mismo modelo y pensemos que no existen mucha variedad respecto a estos. Sin embargo, existe una amplia variedad de tipos de extintores, tantos como tipos de fuego, y desde Extintores Bellido queremos descubrírtelos.

Para empezar, los extintores, además de la clasificación en función del tipo de fuego, pueden clasificarse de modo general como móviles, que son aquellos que pesan menos de 20 kilos, y los portátiles, que son aquellos que pesan más de 20 kilos.

Pero la manera más habitual de clasificar los extintores es según el sistema que utilizan para extinguir el fuego, teniendo en cuenta que los tipos de fuego son A (con combustibles sólidos como madera o cartón), B (combustibles líquidos como aceite o gasolina), C (con combustibles gases como el butano o propano), D (metales que arden, como el magnesio o el aluminio en polvo) y el K (fuegos producidos sobre aceites y grasas). Los tipos de extintores son los siguientes:

  • De agua: capaz de apagar fuegos de tipo A. Nunca deben utilizarse con fuegos tipo C.
  • De agua pulverizada: apropiados para fuegos A y B, siempre que no haya electricidad. Mayor efectividad e la sofocación del fuego.
  • De espuma: muy eficaz para fuegos de tipo A y B, desplazando el aire y enfriando el material.
  • De polvo: es el más frecuente y sirve para apagar fuegos A, B y C. Actúan químicamente y por sofocación.
  • De CO2: capaz de apagar fuegos A, B y C. Conocido como hielo seco o nieva carbónica, provocando un descenso drástico de la temperatura.
  • De compuestos reemplazantes de los halógenos: igual que los extintores de polvo, interrumpen la cadena del oxígeno y no conducen la electricidad. Adecuados para A, B y C.
  • Extintores a base de polvos especiales para la clase D: compuesto de polvo específico según el metal, actuando por sofocación y absorción de calor.
  • Extintores para fuegos de la clase K: realizado a base de acetato de potasio. Descargan una niebla sobre el fuego creando una espuma que enfría el aceite o grasa, separándolos del aire.

¿Sabías que las botellas de agua pueden ser peligrosas dentro del coche?

Si estamos de viaje y paramos para comer o dejamos el coche en un aparcamiento cerca de la playa, casa de campo, o en cualquier otro lugar, debes saber que existe un verdadero peligro el dejar una botella de plástico en el interior, y es que según ha avisado el Cuerpo de Bomberos de Oklahoma (EEUU) tras haber sufrido un suceso de dicho tipo, una botella de agua puede ser peligrosa dentro del coche.

El suceso en cuestión supone que que el plástico de la botella realiza un “efecto lupa” si tiene cualquier material inflamable cerca, pudiendo llegar a provocar un incendio muy difícil de paliar.

Además, a la hora de realizar viajes, en caso de accidente, el peso de una botella al golpear puede ser hasta 30 o 40 veces mayor de su propia masa a tan solo 50 km/h, por lo que convierte a estas en un riesgo añadido. También hay que tener en cuenta que dejar durante días una botella en el interior de un vehículo con agua en su interior con altas temperaturas puede favorecer a la reproducción de microorganismos y aumentar de esta forma la posibilidad de infectarse con algún tipo de infección.

Contáctanos en Extintores Bellido y resolveremos cualquiera de tus dudas sobre seguridad y prevención de fuegos.