Una tela sintética puede combatir incendios forestales

Es solo una prueba que nuestros vecinos portugueses están probando, pero tiene todas las características para convertirse en todo un invento revolucionario en lo que al combate de fuego se refiere.

La Agencia EFE recoge las declaraciones de uno de los creadores de esta tela sintética que explica como la propia tela cubre un coche que está rodeado de llamas de entre 4 o 5 metros, a temperatura superiores a 1.500 grados, pero el coche está aislado.

No se trata de recubrir las zonas de bosque o montaña con esta tela, pero si que serviría para hacer bloqueo a las llamas que se extienden, poniendo esta tela en forma de valla protectora. Así, se evitará que las llamas de se extiendan.

De momento es solo un proyecto que se puso en marcha en la Universidad Lusa de Coimbra, pero sus ensayos, tanto en laboratorio como en monte, han resultado positivos.

Esta tela sintética no es solo un medio protector para materiales. También están haciendo las pruebas de otros dos productos que podrían salvar vidas.

Según declaraciones de uno de los creadores de este objeto es que todos estos productos puedan comercializarse lo antes posible, por ello ya se han realizado diferentes pruebas, tanto en la zona de Portugal como en Valencia.

Mochilas contra el fuego

Los diseñadores Pamela Castro y Felipe Ferrer han desarrollado una mochila contra incendios elaborada con los trajes de bomberos chilenos. Los trajes de bomberos por criterios de seguridad se desechan a los 4 años y tras su vida útil, a esta firma de diseño de moda se le ha ocurrido revalorizar este desecho para elaborar mochilas que además de una función ignífuga cuenta con un enorme valor simbólico.

En Chile los bomberos son considerados héroes voluntarios. Y ver una mochila con el anagrama de este cuerpo evoca sentimientos de solidaridad y admiración.

Pamela y Felipe han querido conservar al máximo la esencia de la pieza utilizando una técnica de reutilización llamada upcycling. Esta técnica consiste en refaccionar la pieza conservando al máximo el producto original. Es decir, realizando una intervención mínima.

Gracias a ello, la mochila contra el fuego ofrece la imagen intacta de los bomberos voluntarios de chile. Se observa el envejecido natural de la tela, e incluso marcas de humo. Este es el valor simbólico que buscaba este equipo chileno de diseñadores.

La idea surgió casi accidentalmente cuando buscaban descartes de la industria textil que pudieran conservar cierto valor sentimental. Ahora quieren seguir con este proyecto buscando nuevos productos que reciclar.