Cómo evitar un incendio en un bosque

Por desgracia, los incendios forestales  destruyen cada año impresionantes hectáreas de bosque y se cobran la vida de varias personas.

El 95% de los fuegos forestales son provocados por el ser humano, en su gran mayoría por negligencias y personas consideradas pirómanas. A continuación se ofrecen unos sencillos consejos que podrían evitar estas catástrofes o, cuando menos, minimizar sus consecuencias.

  1. No abandonar residuos que puedan provocar un incendio como pueden ser vidrios o papeles.
  2. No hacer fuego en época de incendios, señalando en especial la época de verano.
  3. Actuar con precaución en zonas de riesgo, hacer caso a las normas y extremar la precaución.
  4. Evitar el uso del coche o aparatos mecánicos que puedan generar calor y provocar.
  5. Invertir en gestión forestal es una responsabilidad de los gobiernos.
  6. Aumentar la concienciación ambiental, desde escuelas hasta en cada hogar con el ejemplo.
  7. Aplicar la ley y aumentar los controles, además de aplicar multas y sanciones.
  8. Saber reaccionar ante un incendio puede impedir que el incendio se propague y salvar así la zona.

Recuerda que el 95% de los incendios forestales son provocados por el ser humano, en su gran mayoría por negligencias. Desde Extintores Bellido te animamos a combatir contra los incendios forestales.

¿Cómo usar correctamente un extintor?

Aunque ya hemos repetido mucho qué es un extintor, nunca está de más recordarlo. El extintor es un aparato que contiene una sustancia extintora (en ocasiones químicas y, por lo tanto, a veces peligrosas) que puede ser proyectada o dirigida sobre un fuego por la acción  de una presión interna y que ahora el fuego hasta apagarlo.

Cómo se usa un extintor

De forma general la forma de usar estos instrumentos es la siguiente:

  1. Descolgar el extintor asiéndolo por la maneta y dejarlo sobre el suelo en posición vertical.
  2. Coger la boquilla de la manguera del extintor y comprobar, en caso que exista, que la válvula o disco de seguridad está en posición sin riesgo para el usuario. Sacar el pasador tirando de su anilla.
  3. Presionar la palanca de la cabeza del extintor y en caso de que exista apretar la palanca de la boquilla realizando una pequeña descarga de comprobación.
  4. Dirigir el chorro a la base de las llamas con movimiento de barrido. En caso de incendio de líquidos proyectar superficialmente el agente extintor efectuando un barrido evitando que la propia presión de impulsión provoque el derrame del líquido incendiado. Después, aproximarse lentamente al fuego hasta un máximo de un metro.

Quiero ser bombero, ¿qué tengo que hacer?

Como muchos otros trabajos, el querer ser bombero es con algo que se nace. Debemos tener en cuenta ciertas cosas si os estáis por decidir ser bomberos. En primer lugar, se llega a ser bombero por una oposición y, en segundo lugar, es una actividad de riesgo y peligrosa.

El salario es proporcional al riesgo que padecen y tienen semanas libres por X semanas trabajadas.

¿Qué hace un bombero?

Podemos resumir grosso modo el trabajo de un bombero en tres acciones:

  1. Responder alarmas por incendio y a llamadas de emergencia.
  2. Extinguir incendios.
  3. Proteger vidas y realizar acciones de rescate.

Los requisitos mínimos para optar a ser bombero son distintos en cada Comunidad Autónoma pero generalmente son tener más de 18 años y estudios mínimos de Graduado Escolar.

Pruebas

Al igual que el acceso para ser bombero, las pruebas van variando dependiendo del lugar pero pueden dividirse en:

  • Pruebas teóricas.
  • Pruebas físicas.
  • Pruebas psicológicas.
  • Pruebas de personalidad.
  • Reconocimiento médico.

Tipos de bomberos

No hay un único tipo de bomberos que sirvan para todos. Existen diferentes ramas por las cuales una persona puede optar, dependiendo de lo que quiera. Estas ramas son:

  • Bomberos municipales.
  • Bombero de los aeropuertos nacionales.
  • Bomberos forestales.
  • Bomberos militares.

 

¿Qué hacer si la sartén prende en llamas?

En la cocina siempre hay que tener algún tipo de precaución porque, como dice el refrán, quien juega con fuego acaba quemándose. El uso de aceite en cualquier momento puede ocasionar fuego. Es necesario que en estos momentos sepamos cómo actuar y evitar males mayores porque la opción más lógica para apagar el fuego puede no ser la correcta.

Por ello, en el blog de esta semana os damos una serie de consejos para proceder en estos casos.

  1. En primer lugar hay que tener precaución si de entrada detectamos que hay un exceso de humo. Lo mejor sería echarte al suelo y salir cuanto antes de la casa y ponerte en contacto con los bomberos o buscar un extintor si sabes usarlo.
  2. Aunque a veces la situación no están peligrosa y el humo no nos impida ver lo que está pasando. La sartén tiene fuego y hay algo que jamás se debe hacer: nunca tenemos que echar agua directamente.
  3. Lo que si debemos hacer es mojar un paño o algo similar, escurrirlo bien, proteger nuestro cuerpo, y tratar de tapar las llamas. Además, si lo veis factible, es buena ida colocar una tapa de metal encima de la sartén para acabar con el oxígeno del fuego.

Si no tienes un extintor a mano es hora de hacerte con uno. Los hay disponibles especialmente para las casas y problemas domésticos.