Consejos para evitar problemas con la chimenea

Dentro de poco las chimeneas comenzarán a encenderse para soportar el frío del invierno pero hay que tener cuidado .Una de las causas más frecuentes de los incendios en el hogar es el mal uso de las chimeneas. Hoy os traemos al blog una serie de consejos o medidas para evitar los sustos usando la nuestra.

En primer lugar, tenemos que estar atentos a la chimenea en todo momento. Muchos de los incendios causados por las chispas de la chimenea se han producido cuando no había nadie vigilando. Así que no considere irse de casa o dormirse dejándola encendida.

Si  vas a apagar la leña hazlo adecuadamente y compruebe que el fuego está extinto. Ocurre que a veces nos confiamos y dejamos los rescoldos, que siempre pueden originar una chispa. Podemos apagar definitivamente el fuego ahogándolo en la propia ceniza de la chimenea, o de forma más segura, vertiendo un poco de agua sobre los residuos de las brasas.

Sea prudente, use leña de tamaño pequeño o medio. Modere las piezas que coloca en su chimenea, en ocasiones, una leña demasiado grande puede originar un fuego.

Y por último, ten siempre a mano un extintorContacta con nosotros si necesita saber cómo adquirir uno, le atenderemos gustosamente.

Los trajes de bomberos

Aunque coloquialmente se les conoce como traje de bomberos, se podría hablar más específicamente de trajes de aproximación al fuego. Este vestuario está diseñado para proteger al bombero de las altas temperaturas que son generadas en la proximidad del fuego o en aquellos elementos que producen temperaturas extremas. Hay que señalar que también hay trajes diseñados para soportar temperaturas bajo cero.

Los primeros trajes protectores se realizaron en la década de los años 30. Por entonces, eran confeccionados con asbestos.

Actualmente, su diseño es multicapa. A la capa exterior se añaden materiales aluminizados mediante evaporación en vacio, que reflejan la alta energía emitida por el incendio como radiación.

Existen tres tipos de trajes:

1º Acercamiento. Se usan en trabajos en áreas de altas temperaturas, como acerías y otros en los que estén presentes metales fundidos que requieren protección superior a 100 °C.

2º Aproximación. Se emplean en rescate y en lucha contra incendios en aeronaves y en empresas petroquímicas (temperaturas superiores a 250 °C), y en versiones con mayor aislamiento, para trabajos en hornos que requieren protección superior a 1000 °C.

3º Penetración. Su diseño es para proteger al usuario de ambientes en los que esté envuelto en llamas. Comúnmente son de zetex​ o de vermiculita, en vez de emplear materiales aluminizados.

¿Cómo apagar un fuego sin usar agua?

En un momento determinado de nuestras vidas podemos encontrarnos con un incendio. Algo elemental sería buscar agua para apagarlos. Sin embargo, existen situaciones en la que el agua puede provocar más daños que el incendio mismo. Por ejemplo, en una sala llena de ordenadores y cuando el aceite en una sartén arde.

¿Cómo apagar un fuego sin usar agua?

En todas las reacciones de combustión hay algo que siempre se necesita: oxígeno. De este modo cuando tapamos una vela la llama se extingue. Si no es posible, o no es prudente, la utilización del agua podemos seguir las siguientes recomendaciones:

1º  La manera más simple de evitar que un fuego se extienda es impedir que este en contacto con el aire para que no se alimente de oxígeno. El método sería cubrir el fuego.

2º  Si no es posible que se extinga el fuego cubriéndolo la solución está en los extintores. La expulsión de agentes químicos produce que el oxígeno del aire no alimente el fuego. Hay que tener cuidado ya que estos elementos pueden ser dañinos para la salud.

3º En lugares con productos electrónicos la extinción del fuego se basa en el gas argón, un gas noble que no reacciona químicamente con nada y que es más pesado que el oxígeno, de manera que desplaza a éste y el fuego, al no poder respirar, se apaga.

Cómo actuar en caso de incendio

Podemos afirmar que un incendio no suele ser normal en nuestras vidas diarias. Sin embargo, puede ocurrir en algún momento y en esos casos puede que no seamos nosotros los responsables de dicho incendio. En este blog te aconsejaremos cómo actuar en caso de incendio.

Si vives en una planta superior a donde está el incendio

Si el incendio tiene lugar y nuestra casa está en la parte superior del edificio debes cerrar todas las ventanas de la casa rápidamente. En este caso no es recomendable abandonar el inmueble ya que se desconoce la gravedad del incendio y el estado del piso afectado y de sus aledaños.

Lo más importante es permanecer en casa protegido hasta que te rescaten o te informen que puedes salir.

Si el humo está cerca de tu casa

Si notas que el humo, culpable de la mayor parte de los fallecimientos en los incendios, comienza a entrar en tu casa, evita usar cinta aislante para sellar las juntas de las puertas y, en lugar de eso, coloca toallas mojadas en la parte inferior. Sella también los conductos de ventilación y cierra todas las ventanas.

Si el humo ha entrado en tu casa

Si no puedes evitar que el humo entre en la vivienda, dirígete a la habitación donde haya menos y bloquéala con toallas húmedas. También deber mojar las ventanas si les alcanzan las llamas. Protégete la boca y la nariz con un paño húmedo para poder respirar sin intoxicarte. Y, muy importante, sigue las recomendaciones de las autoridades.