¿Por qué es difícil controlar un incendio forestal?

En la pasada publicación de nuestro blog hablamos sobre los incendios forestales y la necesidad de poner medidas para evitar que se inicien. La prevención es muy importante ya que, una vez que el incendio forestal ha empezado va a ser muy complicado extinguirlo. Pero, ¿por qué se trata de una labor tan difícil de conseguir?

Las altas temperaturas unidas a las baja humedad y el viento son las condiciones perfectas para que un incendio se extiendan. Es conocida la llamada regla de 30-30-30.  30 grados o más de temperatura, unido a 30 km hora o más de viento y menos del 30% de humedad.

Y es que las altas temperaturas, unidad al a las hierbas secas, el sotobosque y la resina de los árboles pueden hacer que se inicie un incendio muy difícil de controlar. El fuego iniciado por una colilla o por el culo de una botella hace que la hierba seca arda creando una radiación infraroja que aumenta su extensión. Cuando el fuego entra en contacto con la resina de los árboles su control se vuelve una lucha imposible.

De este modo es importante que si decidimos disfrutar del verano y la naturaleza recordemos recoger todos los deshechos.

Consejos para prevenir los incendios forestales

Ya llega el verano y con él comienza la época de riesgo de incendios forestales. A todos nos gusta disfrutar del buen tiempo y la naturaleza. Un paseo entre los árboles, refrescarnos en ríos, embalses y piscinas naturales… Son muchas las opciones y los planes que nos ofrece pero es importante que cuidemos en todo momento nuestro entorno.

La principal causa por la que se producen los incendios forestales es por el ser humano. Aunque muchos de los incendios que tienen lugar en nuestros montes y bosques son intencionados, muchos de ellos son fruto de descuidos o de comportamientos indebidos.

Visitar entornos naturales está bien, el problema surge cundo dejamos descuidadas colillas, botellas y todo tipo de desechos que con la incidencia del sol y las vegetación seca por el calor del verano crea las condiciones perfectas para que se produzca un fuego y se propague.

Si además le sumamos que muchas personas desobedecen el reglamento establecido para prevenir estos desastres naturales, de manera que siguen realizando quema de rastrojos y haciendo barbacoas en zonas en las que no está permitido debido al riesgo que supone.

El medioambiente es responsabilidad de cada uno de nosotros, es por ello que, debemos cuidarlo y hacer un uso adecuado de él.

¿Cómo lavar correctamente los uniformes sanitario? (II)

En la pasada publicación de nuestro blog hablamos sobre la importancia de lavar los uniformes sanitarios haciendo hincapié en separarlos del resto de nuestras prendas y eliminar previamente los fluidos que puedan haberlos manchados.

En esta nueva publicación de nuestro blog vamos a ofrecer el resto de pautas que debemos seguir para asegurarnos de nuestros uniformes laborales tienen la desinfección que necesitan.

Uno de los consejos que debemos seguir es, que a pesar de querer conseguir una desinfección, lo ideal es reducir en la medida de lo posible el uso de lejía. Al ser un químico tan agresivo por una parte debilitará las prendas a lo largo de varios lavados y por otra, porque puede causar alergias la piel.

En el lavado, para asegurarnos de que la prenda se desinfecta deberemos hacerlo a una temperatura de unos 60 y 70 grados ya que es la ideal para que los microorganismos mueran.

Aunque la tarea del planchado sea una de las labores más tediosas, el planchado de la ropa sanitaria no  tiene como fin último la estética, sino la desinfección. De este modo podemos asegurarnos de que los microorganismos mueren.

Lo ideal es que después del lavado, el secado al aire y el planchado dejemos de nuevo las prendas colgadas aireándose antes de guardarlas en el armario.

Siguiendo estos consejos lograremos desinfectar nuestros uniformes laborales y cuidar nuestra salud.

 

¿Cómo lavar correctamente los uniformes sanitario? (I)

 

En la pasada publicación de nuestro blog hablamos acerca de la necesidad de cuidar el proceso de lavado y desinfección de los uniformes laborales. En esta nueva publicación de nuestro blog nos proponemos ofrecer las pautas básicas que debemos tener en cuenta. ¡Toma nota!

Lo primero que debemos hacer es no mezclar la ropa del trabajo con nuestra ropa personal, es uno de los puntos más importantes  seguir de este modo evitaremos que nuestra ropa personal se contamine con bacterias, fluidos o microorganismos que pueden habitar en las prendas de trabajo.

De este modo, teniendo separada la ropa, lo primero que debemos hacer es revisar si las prendas tienen alguna mancha de fluidos que puedan ser contaminantes, en ese caso lo mejor será que la manipulación sea con guantes. En el caso de que esté muy sucia o tenga manchas de este tipo deberemos dejarla a remojo en un barreño con agua templada antes de lavar. De este modo, podremos desinfectar y asegurarnos de que las manchas van a salir sin problemas a la hora de lavarla.

Mentente atento a nuestro blog para conocer más consejos a seguir para la correcta limpieza de los uniformes laborales.