Cómo utilizar una boca de incendios equipadas (parte II)

En la pasada publicación introducíamos el tema de las bocas de incendio equipadas y el modo en el que debemos proceder a la hora de utilizarlas. Seguimos con nuestras recomendaciones.

Es importante que evitemos ponernos frente a corrientes de agua y nos aseguremos de que el cuadro de luces está desconectado antes de utilizar las bocas de incendios. Del mismo modo, las bocas de incendios equipadas solo deben ser empleadas en caso de que los extintores portátiles no hayan servido.

para afrontar un fuego con una boca de incendios equipada debemos repartir el trabajo entre dos personas, una será la encargada de sujetar la lanza en dirección al fuego sin acercarse demasiado. Mientras tanto otra persona deberá abrir la válvula del agua y seguido sujetar por la espalda a la persona que apunta hacia el fuego mientras ayuda a sostener el peso de la manguera.

Una vez estén las dos personas en posición y observemos que la manguera empieza a llenarse de agua, podremos abrir la boquilla para dejar salir el agua.

En caso de que existan más personas en la zona estas podrán ayudar a sujetar la manguera o tomar relevo si el fuego es persistente. En caso de que observemos que esta maniobra no está tomando resultado, lo más recomendable será que acudamos a un lugar seguro.

Conocer el modo de actuar y emplear el equipo de lucha contra incendios puede ser determinante en el caso de encontrarnos frente a un incendio. Mantener la calma y actuar con conocimiento es el mejor modo de salir ileso de este tipo de situaciones.

Cómo utilizar una boca de incendios equipadas (parte I)

Como hemos visto anteriormente en nuestro blog, las bocas de incendios equipadas son una de las instalaciones imprescindibles en un edificio para prevenir la lucha contra incendios. Consta de una manguera empotrada en un armario protector, puede ser de diversas longitudes y estar elaborada con muy diferentes materiales sin embargo todas tienen el mismo objetivo, sofocar el fuego.

Las bocas de incendio equipadas pueden ser empleadas por cualquier persona que lo precise, se trata de un método para sofocar las llamas al que se debe recurrir una vez los elementos previos previstos no han funcionado. Por ello, es importante que sepamos el modo de en el que debemos manipular las bocas de incendios equipadas con el fin de evitar que los nervios y el desconocimiento nos jueguen una mala pasada.

Lo primero que debemos hacer es mantener la calma y evaluar el fuego, en el caso de que pensemos que no vayamos a ser capaces de extinguir el fuego por nosotros mismos, lo que deberemos hacer es dar aviso del estado de las llamas y acudir a un lugar seguro. Por otro lado, lo recomendable es que no tratemos de emplear una boca de incendios nosotros solos, puesto que se trata de una maniobra difícil de realizar por uno mismo.

Mantente atento a nuestro blog para saber cómo debemos utilizar las bocas de incendios equipadas.

¿Qué es una boca de incendios?

Determinadas ubicaciones están obligadas a incluir en sus instalaciones una serie de instrumentos de lucha contra incendios. Entre ellos podemos encontrar los extintores, las señales de emergencia, los sistemas de detección de incendios o las bocas de incendio. Cada una pensada para controlar y prevenir incendios.

Las bocas de incendio son aquellas instalaciones semifijas que utilizan el agua para extinguir las llamas. De este modo debe estar conectada al suministro de agua para poder abastecerse de él en caso de que sea necesario. Este tipo de instalaciones puede ser utilizada por gente de centro o especialistas, suele ser empleada cuando los extintores se han acabado o cuando las dimensiones del fuego lo demandan.

Las bocas de incendio equipadas están compuestas por los siguientes elementos:

  • Armario: Habitualmente esta instalación se encuentra recaudada por un armario que protege y recoge este elemento.
  • Manómetro: Este elemento tiene la función de indicar la presión del agua.
  • Válvula: Este elemento nos va a permitir abrir y cerrar el agua.
  • Manguera: Es el elemento que vamos a desplegar para poder llevar el agua al punto que necesitemos, existen mangueras elaboradas de diverso materiales y de diferentes medidas.
  • Lanza: Tiene la función de permitir el agarre para dirigir la dierección del agua.
  • Boquilla: Nos aporta la posibilidad de elegir el tipo de chorro que va a salir de nuestra manguera.

Es importante que este tipo de instalaciones se someta a las revisiones pertinentes, de modo que en caso de tener que ser utilizada se encuentre en perfectas condiciones.

Incendios eléctricos: ¿Cómo evitarlos?

Como hemos indicado con anterioridad en nuestro blog,  los incendios eléctricos son una de las causas más comunes de incendio en el hogar y en la oficina. A pesar de que en algunas ocasiones es imposible preveer este tipo de incidente existen muchas acciones que podemos realizar para prevenirlos.

En Extintores Bellido queremos darte una serie de pautas para proteger tu hogar de los incendios eléctricos. ¡Toma nota!

Revisar

Realizar revisiones periódicas de nuestras instalaciones, enchufes y cableado va a ser indispensable, ya que nos va a ayudar a detectar cualquier problema derivado de un cable pelado o un enchufe defectuoso, de manera que podamos repararlo y hacer nuestro hogar o negocio un poco más seguro.

Lo mismo ocurre con nuestros dispositivos electrónicos. Antes de conectarlos a la red va a ser indispensable que revisemos que se encuentre en perfecto estado de manera que no puedan suponer un problema para nuestros hogares.

Calidad

La calidad de las regletas, cables y enchufes que compramos va a ser muy importante. Y es que a veces lo barato sale caro. Debemos asegurarnos de que están homologados y que ofrecen toda la seguridad que nuestra casa merece. Recuerda pedir siempre las regletas con fusibles, indispensable para proteger los dispositivos que conectes a ella y evitar incendios.

No sobre cargar

Es cierto que el número de enchufes a veces es limitado teniendo en cuenta todos los aparatos que necesitamos conectar, sin embargo usar regletas o ladrones y sobrecargarlo con dispositivos solo va a conseguir que sobrecarguemos la red hasta que se deteriore.

Si vemos que saltan los plomos a causa de tener demasiado dispositivos en funcionamiento deberemos apagar varios y no volver a llegar a tal punto.

Debemos cuidar nuestros hogares y nuestra seguridad, por ello es de gran importancia que mantengamos la red eléctrica en perfectas condiciones.