Protección de incendios en areas comerciales

Según las aseguradoras se producen alrededor de 47 mil incendios en comercios de toda España. Debido a su gran cantidad de objetos almacenados de todo tipo y a su apertura al publico hay una serie de precauciones que deben tomar estos locales. El correcto mantenimiento de los sistemas de emergencia unido al conocimiento humano sobre su aplicación es fundamental para evitar incendios.

Hay ciertos requisitos que deben cumplir las áreas comerciales de acuerdo con Código Técnico de la Edificación, CTE.

Compartimentación y sectorización: La superficie construida de edificios destinados a zona comercial y de circulación de público podrá ser de 10.000 m2 como máximo, siempre que el conjunto del edificio esté protegido por rociadores automáticos de agua y su altura de evacuación no exceda 10 m.

Evacuación: Cualquier punto del centro comercial debe tener una salida que dé acceso al exterior a 60 m como máximo.

Extintores portátiles: Se deberán colocar extintores portátiles cada 15 m.

Boca de Incendio Equipada: Cuando la superficie total construida sea mayor de 500 m2 se deberán incorporar estos dispositivos.

Instalación de detección y alarma:  Si la superficie total construida es mayor de 2.000 m2, se dispondrán pulsadores manuales y detectores automáticos adecuados de tal forma que todo el establecimiento quede  protegido.

Rociadores automáticos de agua:  Si la superficie total construida es mayor de 1.500 m2,  se instalarán rociadores automáticos hasta proteger la totalidad del Centro Comercial.

Control del humo de incendio: Cuando la ocupación exceda de 1.000 personas, se debe instalar un sistema de control del humo de incendio capaz de garantizar dicho control durante la evacuación de los ocupantes.

Por qué en verano se producen más incendios forestales

Queda oficialmente iniciado el verano. Con el periodo estival llegan las escapadas al campo, los días en los ríos y las excursiones con la familia y los amigos. Es momento de aprovechar las vacaciones y el buen tiempo, es por ello que los entornos forestales son lugares ideales para huir del calor de la ciudad y desconexión.

Sin embargo, si queremos disfrutar del campo y los entornos forestales hay una serie de medidas de seguridad que debemos de tomar durante todo el año y especialmente con el aumento de las temperaturas que caracterizan a esta estación. Bien es conocido que el verano es temporada alta de incendios forestales, cada año las noticias nos muestran cómo avanzan las llamas por distintos puntos de España.

Una de las principales causas de los incendios forestales responde al descuido humano, la quema de rastrojos prohibida en nuestro país, las barbacoas como ya indicamos que no están permitidas en esta temporada del año, las colillas, o los deshechos pueden hacer que se inicie un fuego tomando fuerza alimentado por la vegetación seca.

De este modo las altas temperaturas unidas a las hierbas secas, el sotobosque y la resina de los árboles pueden hacer que se inicie un incendio muy difícil de controlar. El fuego iniciado por una colilla o por el culo de una botella hace que la hierba seca arda creando una radiación infraroja que aumenta su extensión. Cuando el fuego entra en contacto con la resina de los árboles su control se vuelve una lucha imposible.

De este modo es importante que si decidimos disfrutar del verano y la naturaleza recordemos recoger todos los deshechos.

Barbacoas en verano en zonas forestales

Ya está aquí el buen tiempo y con él surgen las escapadas y las excursiones, ¿a quién no le apetece pasar un día en el campo con los amigos y la familia y disfrutar de una deliciosa barbacoa? Es por ello que son muchos los que se animan a hacerlo sin conocer las restricciones que establece la ley entorno a esta actividad los días de verano.

Desde el 1 de junio hasta el 15 de octubre está prohibido realizar barbacoas en zonas forestales. Y es que la gran mayoría de los fuegos que tienen lugar en estos entornes responde a una negligencia. Es por ello que esta restricción abarca hasta los 400 metros que rodeen la zona forestal.

Las fechas en las que se delimita el disfrute de las barbacoas está relacionado con la época del año en la que hay mayor riesgo de incendio. En zonas forestales con la llegada del verano se amontona la vegetación seca, el escenario perfecto para que la más mínima llama de fuego se propague haciendo realmente complicado su control. Es por ello que durante el periodo estival la realización de barbacoas estará penada con una multa.

Además de las barbacoas el paso de vehículos motorizados campo a través están prohibidos durante esta misma época. Por su parte la quema de rastrojos no está permitida en ninguna época del año debido a los graves peligros que supone.

¿Qué son los focos de ignición?

Los accidentes existen y aunque pueden quedar en un susto, en ocasiones acarrean grandes problemas desembocando en consecuencias incalculables. Un incendio puede desarrollarse en cualquier estancia, ya sea en una casa, una fábrica o una oficina. Cada lugar tiene una serie de factores e instalaciones que pueden provocar la iniciación de un fuego, a estos les llamamos focos de ignición.

La ignición se define como: “Proceso en el que una sustancia arde y se quema” Como podemos ver hay una gran variedad de focos de ignición. Hoy vamos a clasificarlos para conocerlos y que de este modo nos sea más sencilla la labor de prevenir posibles incendios.

Por un lado se encuentran los focos de ignición eléctricos como podría ser un cortocircuito, también tenemos químicos como sustancias reactivas, también existen los focos térmicos que pueden ir desde las condiciones térmicas ambientales a procesos de soldadura. Por otro lado podemos encontrar focos mecánicos o nucleares.

Existen una serie de medidas a las que debemos prestar atención para evitar un incendio producido por alguno de estos focos de ignición. Estas medidas pueden ir desde prohibir encender un mechero, cerillas o fumar en cualquier lugar con un posible riesgo de incendio o no depositar materiales combustibles a menos de 1,5 metros de un dispositivos que eleven la temperatura.